"Pagaré oro, o no pagaré nada"

Share On Facebook

Ayer, Simon Black (famoso inversionista liberal a quien también hemos entrevistado en este espacio) escribió en su blog Sovereign Man un interesante artículo. Recordó los problemas económicos que se vivieron en la Francia revolucionaria de finales del siglo XVIII. Dijo que en aquel entonces, ese país estaba quebrado y pedía prestado solo para poder pagar los intereses de su deuda. Es cierto.

©

Incluso después de derrocar al rey, los franceses descubrieron que sus tribulaciones no solo no se habían resuelto, sino que empeoraron a causa de la masiva impresión de dinero inconvertible que ordenó el gobierno.  La primera emisión fue en abril de 1790 por 400 millones de assignats –cantidad enorme para aquellos días-, que eran billetes asegurados por una garantía en bienes raíces productivos y que generaban intereses al propietario. “Nada podía salir mal”, pensaron en la ingenua Asamblea Nacional.

Todo parecía ir de maravilla, pero cinco meses después de la primera emisión, el gobierno ya había gastado todo. Así que siguieron creando más y más hasta que, dice Black, “los trabajadores de las imprentas se declararon en huelga por el exceso de trabajo”.

Hacia finales de 1795 se habían impreso cerca de 40 mil millones de assignats, casi 100 veces más que la emisión original en poco más de cinco años. El resultado fue la eventual aniquilación del poder de compra de ese “dinero”, que llegó a su verdadero valor: cero.

Black cita el gran libro de Andrew Dickson White “La inflación del dinero fíat en Francia” –traducido al español por el empresario Hugo Salinas Price y disponible para ser descargado aquí sin costo– y subraya que fue escrito en su momento (1876) con la esperanza de convencer a los políticos estadounidenses de evitar los mismos errores. No se logró.

Casi un siglo después, en 1971, Estados Unidos incumplió sus obligaciones en oro y el mundo entró en una especie de “patrón dólar”. De nuevo, un dinero inconvertible. Como ya lo advirtió en exclusiva para este espacio el presidente del Gold Standard Institute, Keith Weiner, todas las demás divisas actuales son derivados del billete verde. Con una campaña global de creación monetaria simultánea sin precedentes –al estilo de la Francia revolucionaria- para “estimular” la economía, sus desastrosos efectos también serán históricos, para desgracia de la mayoría.

En dicho contexto, la reciente fortaleza del dólar tampoco es algo nuevo. De hecho, como el propio Dickson White lo relató en su obra, en Francia la “caída en el valor del papel estatal estuvo oculta hasta cierto punto, debido a las fluctuaciones, ya que durante diversos periodos el valor del dinero se elevó”. Sin embargo, “a pesar de estas fluctuaciones, la tendencia a la baja pronto se aceleró más que nunca”. De nada sirvieron las multas, encarcelamientos y hasta la pena de muerte para mantener la circulación de los assignats y luego los mandats a valores fijos, hubo una firme depreciación de su valor hasta que alcanzó el punto cero.

Black dice que es gracias a este tipo de alzas temporales en su valor que los políticos aprovechan para decir “¡Vean! El dinero de papel es una gran idea.” Nada ha cambiado. Mal hace quien cree en los políticos.

Cuenta Dickson White que los franceses sólo lograron salir del agujero hasta que, con la llegada de Napoleón al poder, se le preguntó qué haría para resolver la crisis financiera, a lo que respondió: “pagaré oro o no pagaré nada.” Aún con las presiones de otros países en su contra, Napoleón no cedió a las tentaciones del dinero fíat: “Mientras viva, nunca recurriré al papel inconvertible”, contestó a uno de sus ministros. Gracias a ello, incluso cuando llegó Waterloo, el país “no experimentó ningún sufrimiento financiero severo”, explica el autor.

La historia nunca se repite igual, pero por desgracia, una tasa de fracaso del 100 por ciento en los experimentos con dinero fíat en el pasado, no ha sido suficiente para que entendamos que el final siempre es el mismo: pobreza y destrucción de la economía. Sólo el dinero honesto, sólido, y mercados libres de intervenciones estatales –típicas de gobiernos y banqueros centrales- podrán regresarnos a una senda de crecimiento sostenido. La batalla por la libertad de las personas y el progreso, no se debe detener.

Esta área del sitio ADVFN.com es para comentarios financieros independientes. Estos blogs son proporcionados por autores independientes a través de una plataforma web común pública y no representan las opiniones de ADVFN Plc. Tampoco ADVFN Plc moniotea, aprueba, avala, ni ejerce control editorial sobre estos artículos, y por lo tanto no acepta responsabilidad ni ofrece ninguna garantía en relación con o recomienda que usted o cualquier tercero confié en dicha información. Los artículos disponibles en ADVFN.com son para su información general y uso, y no está destinada para hacer frente a sus necesidades particulares. En especial, la información no constituye ningún tipo de consejo o recomendación por parte ADVFN.COM y no pretende que los usuarios dependa de ella para tomar (ó abstenerse de tomar) alguna decisión de inversión.

Comentarios

  1. Alejandro Diaz dice:

    El valor de dinero se basa en el trabajo traducido a produccion un pais producctivo no tiene problemas de respaldar su dinero propio, el problema es cuando este pais tiene dinero ajeno, quien lo respalda, el papel es solo papel, asi que se require que en un momento dado sea convertible a algo objetivo, materilizarlo y que tenga valor en varias partes del mundo, de lo contrario no hay confianza.

    esto es algo que se esta perdiendo mundialmente, porque existe el sentimiento de que no hay garantias a la cantidad de papel impreso,
    USA como pais poderoso dice yo lo garantizo, si con dolares y si estos pierden su valor por el exceso de ellos en el Mercado, entonces hay inflacion y menos valor en os mdolares.
    la pregunhta es .
    Hay exceso de dolares en el Mercado? que la FED lo conteste, con la compra de bonos, que debieron estimular la inversion, pero no fue asi.
    entonces? y cuando?

  2. Francisco De la Vega dice:

    Pos si, la soluciòn es MELETARIZAR a todo y a todos, se ha demostrado inumerables veces que al meletarizar y pagar los Jefes Meletares con ORO se acaba el desmadre econòmico, primero porque los meletares son de ORO y su forma de pago es en ORO o sea algo real y tangible por eso somos de ORO….En cambio los polìticos usan moneda de papel sin nigùn valor tangible su Moneda-papel es igual a los polìticos de falsos y sin ningùn valor de ningùn tipo, son antipatriotas y acostumbran asesinar a todo un Paìs en forma indirecta como ha sucedido en Mèxico desde la desmilitarizaciòn de la Policìa en 1978 a la fecha dando como resultado casi un Millòn de homicidios IMPUNES (en el DF màs de 1,000 homicidios impunes al año, en cambio antes de 1978 con los Jefes Militares en todas las Policìas en todo el Paìs casi no existìan los homicidios impunes, por ejemplo en el DF solo habìa de 1 a 2 homicidios AL AÑO-lo anterior se puede verificar en la Hemeroteca consultando La Prensa de antes de 1978 y despuès de 1978 a la actualidad con màs de 1,000 homicidios impunes AL AÑO ¡¡¡¡), asi que en conclusiòn YO MESMAMENTE COMO Napoleòn Bonaparte “pago con ORO o no pagarè nada”, esa es la fòrmula exacta…..pero pos no nada mas Napoleòn Bonaparte sino tambièn Mein Fuhrer ¡¡¡…..Sieg Heil Mein Fuhrer ¡¡¡¡¡¡, si asì es tambièn Adolf Hitler (Sieg Heil Mein Fuhrer) se apoyaba en el ORO comop Patròn universal de paga y cobra……….Sieg Heil Mein Fuhrer ¡¡¡¡¡¡¡¡

Responder

 
¿Le gustaría escribir para nuestra revista? Póngase en contacto vía revista@advfn.com
Su Consulta Reciente
BMV
FIBRAPL14
Fibra Prol..
BMV
AMXL
América Mó..
BMV
ME
IPC México
BMV
ALSEA*
Alsea
FX
USDMXN
United Sta..
Las acciones que ha visto aparecerán en este recuadro, lo que le permite volver fácilmente a las cotizaciones que ha consultado previamente
Registrarse ahora para crear su lista personalizada de acciones en streaming.

Al acceder a los servicios disponibles de ADVFN usted acepta quedar sujerto a los Términos y Condiciones

P: V: D:20191122 09:59:31